No te rompas la cabeza con tu contabilidad
Nosotros la hacemos por ti
PRUEBA GRATIS CONOCE MÁS

Cálculo de impuestos

El proceso de calcular los impuestos en México es diferente para cada tipo de contribuyente y regularmente va sufriendo algunos cambios a través del tiempo debido a las modificaciones que se les hacen a las leyes. En este pequeño artículo voy a tratar de explicar a grandes rasgos el proceso del cálculo de impuestos referente a las contabilidades de las personas físicas.

En primer lugar, tengo que comentar que básicamente son 2 los impuestos que existen actualmente en México: el IVA (impuesto al valor agregado) y el ISR (el impuesto sobre la renta). Existen algunos otros como impuestos locales, el IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios), y existieron algunos otros como el IETU o el Impuesto al activo, pero para este caso no vale la pena profundizar en ninguno de ellos.

EL IVA es básicamente un impuesto al consumo, en el que no existe un cálculo de impuestos como tal, simplemente el consumidor final paga al vendedor el 16% del valor del bien comprado y este a su vez se lo traslada al SAT. Hay ciertas cosas que se pueden hacer con el impuesto, como pueden ser retenciones, acreditar el IVA cobrado contra el IVA pagado, etc. Pero esto en realidad son formas de manejar el IVA, más no existe un cálculo complejo.

El ISR por su parte, es un impuesto que grava directamente a las utilidades obtenidas por una persona, ya sea física o moral. Este impuesto es el que realmente tenemos que hacer un cálculo que podría resumirse en esta fórmula:

  • INGRESOS – DEDUCCIONES AUTORIZADAS (GASTOS) = UTILIDAD

Y a esta utilidad se le tiene que aplicar la tasa de impuestos que le corresponda para saber cuánto es el monto que se tiene que pagar de ISR.

Hay muchos factores y cálculos adicionales que son muy importantes considerar al realizar el cálculo de esta fórmula, y para dar una idea más clara, voy a tomar como ejemplo el caso de una persona física con actividad profesional, es decir, que gana por honorarios, por contar con un gran número de clientes de Contabilízate en este régimen.

Supongamos que el contribuyente tiene de ingresos anuales la cantidad de $120,000, es decir, expidió CFDIs mensuales por un promedio de $10,000.

Así mismo, tiene un total de $40,000 en CFDIs que le emitieron sus proveedores, principalmente de viáticos, gasolina y equipo de oficina. Además se compró un automóvil para poder realizar sus actividades el 1 de julio de ese año con un costo de $120,000.

La primera operación aritmética es tal cual la fórmula:

  • INGRESOS: $120,000
  • DEDUCCIONES AUTORIZADAS: $40,000

Regularmente significaría que tiene una utilidad de $80,000 y sobre esta utilidad se le calcula el impuesto que debe pagar, pero al haber comprado un automóvil, este tiene un tratamiento distinto para poder tomarlo como deducción autorizada, el cual se llama depreciación. Para hacer el cálculo de esta, la ley dice que podrás deducir el 25% del valor del automóvil anualmente, sin que este cueste más de $130,000.

  • DEPRECIACIÓN ANUAL: $120,000 * 25%: $30,000

Recordando que el automóvil se compró el 1ro de julio, esto significaría que únicamente lo tuviste la mitad del año, por lo que tu deducción autorizada por la depreciación de tu activo fijo (en este caso automóvil) es de $15,000. Así quedaría pues la utilidad del ejercicio:

  • INGRESOS: $120,000
  • DEDUCCIONES AUTORIZADAS: $40,000
  • GASTO POR DEPRECIACIÓN: $15,000
  • = UTILIDAD FISCAL DEL AÑO: $65,000

Ahora bien, para hacer el cálculo de impuestos que te corresponde, debemos tomar en cuenta la siguiente tabla, la cual toma en cuenta tu utilidad fiscal, que en este caso es de $65,000. Este monto lo tienes que ubicar entre su límite inferior y superior de la tabla para conocer la cuota fija y el porcentaje de impuesto que le corresponde.

Tarifa para el cálculo de impuestos correspondiente al ejercicio 2016.

Límite inferior Límite superior Cuota fija Por ciento para aplicarse soble el excedente del límite inferior
0.01 5,952.84 0.00 1.92
5,952.85 50,524.92 114.29 6.40
50,524.93 88,793.04 2966.91 10.88
88,793.05 103,218.00 7,130.48 16.00
103,218.01 123,580.20 9,438.47 17.92
123,580.21 249,243.48 13,087.37 21.36
249,243.49 392,841.96 39,929.05 23.52
392,841.97 750,000.00 73,703.41 30.00
750,000.01 1,000,000.00 180,850.82 32.00
1,000,000.01 3,000,000.00 264.850.81 34.00
3,000,000.01 En adelante 940,850.81 35.00

Esta sería la operación que tendríamos que hacer con los datos de la tabla:

UTILIDAD FISCAL $ 65,000.00
MENOS: LÍMITE INFERIOR $ 50,524.93
EXCEDENTE DEL LÍMITE INFERIOR $ 14,475.07
POR: PORCENTAJE APLICABLE SOBRE EL EXCEDENTE DEL LÍMITE INFERIOR 10.88 %
IMPUESTO MARGINAL $ 1,574.89
MAS: CUOTA FIJA $ 2,966.91
IMPUESTO DETERMINADO $ 4,541.80

Es decir, en este caso, el contribuyente tendría que pagar alrededor de $4,500 de impuesto sobre la renta, gracias a que su utilidad fiscal no fue considerable. Pero tenemos que ver que entre más se haya tenido de utilidad durante el año, mayores son las cuotas fijas y la tasa impositiva, que llega en ocasiones hasta el 35%.

Para no pagar toda esta cantidad hasta el final del año cuando se presenta la declaración anual, lo que el SAT pide es que mes con mes hagas un cálculo parcial con los gastos e ingresos que lleves acumulados, para que vayas pagando gradualmente. A estos pagos mensuales son a los que se les llama pagos provisionales.

El cálculo de impuestos para el régimen de incorporación fiscal, es bastante similar al que acabo de explicar, pero tiene diferencias en el tratamiento que se les da a algunos gastos, como es el caso de los automóviles, y otros activos en donde los debes enviar directamente como una deducción autorizada y no pasa por el proceso de la depreciación.

También difiere el hecho de que para este régimen, no se deben presentar ni declaración anual ni pagos provisionales mensuales, únicamente se tienen que presentar declaraciones bimestrales. Así mismo, cuentan con varias exenciones para pagar menos impuestos tanto en IVA como IEPS y un descuento en el ISR por los primeros diez años que esté dentro del régimen, entre algunas otras cosas.

Tenemos que recordar que hacer un correcto cálculo de impuestos y tener al día todas tus declaraciones fiscales es muy importante y puede resultar en ahorros considerables de dinero, tomando en cuenta las multas, recargos y actualizaciones que la ley impositiva en México establece.

Te invitamos a que pruebes nuestro sistema y veas lo fácil que es cumplir en materia de impuestos, pues nosotros hacemos todo el cálculo y tu lo único que debes hacer es tener tus ingresos y gastos al día.

Tenemos una sorpresa para ti