Factura con el sistema más facil
y los precios más bajos del mercado
Prueba 3 gratis Conoce más

Facturación electrónica

La factura como concepto va más allá de un simple papel con impresión de datos, es más bien, un documento que vale ante el Servicio de Administración Tributaria, para comprobar en qué se ha gastado el contribuyente sus ingresos y cómo los ha generado. En casi todos los países se maneja un sistema de contribución como en México, en el cual los ciudadanos deben repartir un porcentaje de sus ganancias al fisco con el fin de que éste destine dichos montos al servicio de los ciudadanos y a la ciudad en donde estos residen.

Es a partir de dichas contribuciones que se llevan a cabo servicios de asistencia pública, como lo pueden ser los hospitales, escuelas, alumbrado, saneamiento, alcantarillado, infraestructura, seguridad, entre otros más que podemos apreciar diariamente por todo el país.

Sin embargo, ¿cómo funciona esta medida de repartición de impuestos? Se origina en la Constitución y la facultad que le da ésta a el Estado para crear o derogar nuevas leyes en la mayoría de los rubros, a partir de ello estos impuestos, van destinados a todos los efectos que el Estado pueda requerir, como proyectos de inversión, el gasto de las instituciones públicas, los nuevos y mejores proyectos en pro de México, entre otros aspectos.

Hay diversos impuestos, que dependiendo el tipo de persona y de actividades que esta realice para obtener sus ingresos, se les asignarán.

La facturación electrónica es un nuevo mecanismo que ha venido a revolucionar nuestra relación con el SAT y es un sinónimo de los famosos CFDIs o Comprobantes Fiscales Digitales por Internet.

Los CFDIs se componen de dos archivos: El PDF, el cual es la representación impresa y el XML, el cuál es un archivo de texto que sigue la normatividad que en su momento maró el SAT y por tanto es el más importante. Desde el 2014, todos los contribuyentes deben emitir facturas electrónicas, tanto personas físicas como morales.

Es una forma más sencilla y rápida de expedir facturas o recibos para los contribuyentes, pues en la mayoría de los sistemas, puedes guardar tus clientes, productos, etc. y no repetir tareas en varias ocasiones, como el envío físico de las facturas impresas.

Para el cliente que necesita de una factura, el proceso se vuelve más sencillo, cuentan generalmente con opciones adicionales a esperar su factura como la autofacturación. y los CFDIs llegan directo a la bandeja de mail y en ocasiones a correos inteligentes que resguardan todos los comprobentes, como es el caso del ContaMail y el Recopilador Fiscal de Contabilízate. Además, las facturas pueden ser consultadas las veces que sean necesarias, inclusive en la página del SAT.

Además de lo que ya mencionamos, el tener un comprobante de gastos electrónico nos ayuda a evitar su pérdida a causa de un robo o descuido, de que se rompa o se ensucie y de que se vuelva ilegible o no sea aceptado por la autoridad. Además, reduce en gran medida la impresión en papel, que como todos sabemos, es más que benéfica para el medio ambiente en el que coexistimos con otros seres y con la naturaleza.

La facturación electrónica es más que sólo un comprobante, cuando el ciudadano pasa a ser un contribuyente con obligaciones y responsabilidades, se vuelve un documento de carácter prioritario para comprobar el gasto de los ingresos, y aunque es sólo una versión digital de la cotidiana factura en papel, ésta es de utilidad por su garantía, su solidez y su integridad.

Además, al ser elaboradas por este medio permite que su intercambio pueda llevarse de forma precisa y óptima, ya que al ser electrónicas pueden enviarse por diversos medios, lo que las hace el mecanismo perfecto. Con las facturas convencionales se tendría que sacar copia o escanearla, y aun con ello, si se requiere de forma original no habría de otra manera que ir a llevarlas al domicilio correspondiente, o bien, que fueran en su búsqueda.

Es importante recalacar, que la facturación electrónica se ha vuelto un excelente medio para el control de impuestos por parte del SAT, pues de manera automática e instantánea, puede ver quién está gastando en qué, cuánto facturan al mes y si ambas partes declaran todo. Se ha vuelto parte importante de la nueva contabilidad electrónica, en donde a cada póliza, deberás agregarle su CFDI.

En Contabilízate sabemos que llevar a cabo la facturación electrónica es además de una realidad, una necesidad de primer grado, por ello es que ponemos a tu disposición y la de los tuyos el sistema más fácil e intuitivo para realizar la emisión y timbrado de CFDIs y de acuerdo a todas las especificaciones marcadas por el Servicio de Administración Tributaria de México.

Primero que nada ingresa a la página de www.contabilizate.com, regístrate con una prueba gratis de 3 CFDIs y dentro del sistema, en la sección de contribuyentes ingresa los datos que te solicita la página, incluyendo tu Certificado de Sello Digital. Posteriormente ingresa a la sección Facturas y podrás empezar a facturar. Nuestro sitio es completamente seguro, con privacidad absoluta y respaldado por profesionales contables.

Y por si fuera poco, al inscribirte obtendrás las tres primeras facturas completamente gratis, un recopilador fiscal que te ayudará a administrar toda tu documentación contable, gráficas, reportes de excel, etc. No lo dudes más y comprueba por qué somos la mejor opción en el mercado.

Tenemos una sorpresa para ti